Experiencia profesional


Sonia Romero

Matrona

Soy Sonia Romero Chivo, una matrona extremeña. Y siento que tengo una profesión llena de amor, fuerza, respeto,…entre otras muchas más emociones.

Mientras estudiaba el Grado en Enfermería nació mi primera sobrina, y fue en ese inolvidable momento cuando comencé a interesarme por esta profesión, que hasta entonces era casi desconocida para mí.

Me siento muy afortunada de poder acompañar y apoyar a la mujer y su familia durante el trabajo de parto y el nacimiento de su bebé, prestándoles mi ayuda siempre que la necesiten. Y cada día me sorprende más la naturaleza sobrehumana de la mujer, el amor tan profundo que siente hacia su hijo incluso antes de sentirlo sobre su piel.

Me formé como matrona en el Hospital San Pedro de Alcántara de Cáceres, fueron dos años llenos de aprendizaje y experiencia. Tuve la suerte de formarme con un equipo de matronas increíble, las cuales no solo me enseñaron la parte práctica y teórica de la profesión, también me transmitieron la calidez humana y la empatía hacia la mujer.

Cuando finalicé la residencia mi primer contrato de trabajo fue en el Hospital Materno Infantil de Badajoz.

A finales de 2019 mientras estaba trabajando en el Hospital Nuestra Señora del Prado en Talavera de la Reina una compañera me habló acerca del proyecto que estaban montado María Cantos y Agnieska Kujawa y me puse en contacto con ellas. Tras la entrevista con María no dudé en aceptar formar parte del estupendo equipo de matronas que forman.

Ahora comienzo con muchas ganas y energía este nuevo camino, compaginándolo con la atención a la mujer desde el área de la atención primaria en Extremadura. Serán muchas horas de coche las que tengo por delante, pero que sin duda merecerán la pena.
Para mí esta profesión es un aprendizaje continuo, cada día aprendo de cada proceso de parto, de cada compañera, con cada curso y de cada MUJER.