Experiencia profesional


María Cantos

Socia fundadora

Soy Matrona desde el año 2007. Aunque soy andaluza, realicé mi formación en el Hospital Universitario La Paz en Madrid. Decidí trasladarme a Madrid a realizar mis estudios ya que iba buscando hospitales donde hubiese mucha actividad asistencial y así poder aprender al máximo de mi paso por la formación. Añadiendo a ello, que siempre me ha gustado mucho la capital.

Tras mi formación tuve la suerte de ser contratada por la sociedad que daba servicios de matronas al Hospital Universitario Quironsalud para realizar guardias de 24 horas y ayudar en el nacimiento de vuestros hijos. A su vez, un nuevo reto comenzaba en mi vida. Se abrió el Hospital Infanta Sofia en San Sebastian de los Reyes y decidí presentarme al puesto de Supervisora de Unidad. Durante varios años ejercí las funciones en ese puesto, innovando y creando nuevos recursos que nos facilitan y apoyan en la asistencia al parto. Hasta que la vida me dio un giro.

Tuve la gran suerte de convertirme en madre en el año 2010, la mejor decisión que he realizado en toda mi vida.

La maternidad y paternidad es un proceso en la vida de una persona que te hace cambiar por completo. Cuando dicen que las personas no cambiamos, creo que no es cierto. Cambiamos continuamente y más cuando deseamos ese cambio. Solo las grandes fuerzas, como el amor, son las que nos impulsan a avanzar y a mejorar.

Por motivos personales tuve que trasladarme a Jerez de la Frontera tras el nacimiento pero continúe ejerciendo mis labores asistenciales en el Hospital Quironsalud Madrid. ¿Cómo? Pues tenía que coger aviones o trenes que salían a primera hora de la mañana para llegar a tiempo a Madrid, hacer mi guardia de 24 horas y volver a Jerez de la Frontera para estar con mi hijo.

A los dos años de estar en Jerez, me llamaron de la una clínica privada para coordinar al equipo de matronas y volvió a generarse nuevos retos a conseguir. Pero,… seguía viajando a Madrid para realizar guardias en el Hospital Quironsalud Madrid. Había algo que me decía que debía continuar con mi conexión en la capital y más con ese hospital.

Han pasado los años y durante este tiempo se consiguieron grandes objetivos en la clínica privada donde ejercí y actualmente el equipo de matronas que está allí siguen manteniendo esas ganas de innovar y crear.

Pero, yo quería volver a Madrid, y aquí estoy. Con la gran suerte que el Hospital Quironsalud Madrid, me ha solicitado a mí y a mi compañera Agnieszka (le gusta que le llamen Ines) que unamos fuerzas para crear un equipo de matronas. Ambas creemos que la motivación mueve montañas y las matronas tenemos una de las profesiones más bonitas que existen, sólo tenemos que sacarle mucho jugo para que os llegue toda nuestra pasión a la hora de atenderos.

No dudéis en contactar conmigo para resolver cualquier duda o cualquier gestión que pueda ayudaros en vuestro camino hacia la maternidad.