Experiencia profesional


Marcela Molano

Matrona

Desde niña tuve claro que mi vocación era cuidar de las personas, así que elegí estudiar enfermería. Durante mi segundo año de carrera conocí la especialidad de matrona y en ese mismo momento supe que era lo que quería hacer el resto de mi vida, por lo que nada más terminar la carrera realice mi residencia en el Hospital Virgen de la Salud de Toledo.

Por las características de este hospital, tuve la suerte de atender un gran número de partos, con y sin patologías junto a diferentes profesionales con diversas formas de trabajar.

Posteriormente, ya como matrona, he desempeñado mi trabajo lo más acorde posible  con mi manera de entender la vida y los nacimientos.

He trabajado de manera ininterrumpida desde el año 2014 en el Hospital Universitario de Móstoles, también he trabajado en el Hospital Universitario de Getafe  y he dado clases de preparación al nacimiento en un centro de atención privada junto con clases del método IPAP.

Creo que los paritorios son los arcoíris de los hospitales, en los que trabajamos codo con codo con la vida y la naturaleza y por lo tanto nuestro papel es el de respetuosos acompañantes en el proceso de la vida.

Creo en nuestro poder como mujeres y en nuestra capacidad de procrear y parir, y me llena de satisfacción presenciarlo en cada parto que asisto y en cada familia que acompaño, enfocando mi trabajo basado en la evidencia científica hacia un parto respetado, fisiológico y con la menor intervención posible.

Me gusta crear del espacio hospitalario, un espacio lo más parecido posible a vuestras casas, en el que las hormonas que intervienen en el parto fluyan ¿cómo?…

Respetando los espacios, los tiempos, las elecciones, las emociones, la luz, el ruido, acompañándonos de música, si así se desea, favoreciendo las posiciones naturales del cuerpo para parir y en caso de tener epidural, adoptar diferentes posturas que  pueden emular dichos movimientos; y en ello me avala mi formación en el método IPAP y en Pilates en el embarazo.

Esta nueva etapa de vuestras vidas, precisa de un buen comienzo, y quiero estar con vosotros con mi mejor energía, disposición y cariño, propiciando un entorno en el que nada enturbie este momento único.

ESTOY AQUÍ PARA RECORDARTE QUE PUEDES