Experiencia profesional


Agnieszka Kujawa

Socia fundadora

Soy matrona desde el año 1995, ese fue el año en el que conseguí lo que siempre quise hacer.

Cuando era pequeña y mi madre me preguntaba que quería ser de mayor, siempre le daba la misma respuesta: “quiero trabajar donde nacen los niños”. Aún sin conocer como se llamaba la profesión, conseguía generar dudas y tensiones entre mi madre y mis abuelos, frases como “¿cómo sabe la niña de que manera nacen los niños?”, jejejeje. Imaginaros la situación a finales de los años 70, época en la cual nos educaban de forma distinta y los niños pensábamos que los bebés los traía la cigüeña.

Mi formación profesional la realicé en el Szpital Specjalistyczny nr 2 w Bytomiu y Szpital Miejski w Rudzie Śląskiej. Empecé a trabajar como matrona en 1995 en Bytom, hasta el año 2003. El año 2003 es el momento en el que mi vida dió una vuelta entera y cambió por completo. Decidí, junto con mi marido Rafal, el cual es fisioterapeuta, trasladarnos a España. Con dos niños, Krzysztof, de 10 años y Karolina, de 4. Empezamos de nuevo en un país que nos enamoró.

Los primeros años fueron muy duros. Conseguí la homologación del diploma y después de trabajar como voluntaria en los hospitales, pude empezar a ganar dinero como enfermera. Era en una Residencia para Mayores, Ballesol. Pero cada día pensaba que no podía ejercer para lo que había nacido, yo tenía que estar en un paritorio.

Al final mi sueño se hizo realidad, y en el año 2006, pude empezar a trabajar de matrona en el Hospital 12 de Octubre en Madrid!

A finales del año 2007 cambie la sanidad pública por la privada, desde entonces estoy contratada por Sanitas en el Hospital La Zarzuela.

En ese mismo hospital, la vida cruzó los caminos de Maria Cantos Sánchez de Ibargüen y el mio. Nos entendimos perfectamente y nos une la pasión por nuestra profesión. Gracias a ella en ese mismo año empecé a trabajar en el Hospital Universitario Quirón Pozuelo, dividiendo mi vida laboral entre dos hospitales madrileños.

En mi vida privada soy una persona muy feliz y mi familia es muy importante para mí. Mi marido y mis hijos son las personas que me dan la fuerza que necesito en los momentos duros y saben animarme.Todos somos animalistas de sangre y mente. En nuestra casa viven, de momento, 3 perros y no sé si hemos dicho ya la última palabra. Esta  necesidad para ayudar a los animales me ha llevado una temporada a un albergue de animales como voluntaria.

Puedo decir que nací para trabajar en un hospital, y, sin duda, soy adicta a mi trabajo. No me imagino ejerciendo otra profesión y cada dia cuando me levanto y voy a trabajar, sé que tengo mucha suerte por hacer lo que amo. Me encanta el trato cercano con mis pacientes, durante un parto pasamos muchas horas juntos, al día siguiente cuando nos vemos por los pasillos sabemos mucho de nuestras vidas. Si la futura mamá quiere disfrutar de su parto debe confiar en nosotros y nosotros debemos ayudar a encontrar la seguridad y confianza.

María y yo estamos dando los primeros pasos para hacer realidad nuestros sueños, queremos ser innovadoras y creadoras de la maternidad con M mayúscula. No existe nadie con más ilusión que nosotras. Estamos rodeadas de un equipo con máxima profesionalidad y sentimiento. Quiero que disfruteis del momento más importante de vuestras vidas con nosotros.