Las personas que me conocen un poco saben porque escribo este tipo de artículos en mi blog.

El gran viaje de la maternidad es lo que ha llenado mi vida y la suya.

Gracias a mi trabajo he podido conocer a muchas mujeres y hombres en su camino hacia la ampliación de la familia. Hago referencia a tener hijos.

A mi parecer puedo asegurar que he conocido aspectos muy sensibles vuestros. Os he visto derrumbados por miedos, os he visto llorar de felicidad, os he visto enfadados por intranquilidad,… y siempre he intentado estar a la altura. Apoyaros y ayudaros. Aunque soy consciente que alguna vez no habré conseguido llegar a vosotr@s.

Mi vida me ha hecho entender la maternidad y la paternidad desde aspectos muy diferentes a los que me habían enseñado de niña. Mi vida se ha llenado de vuestras vidas, gracias a todos vuestros embarazos, gracias a la vida que habéis formado, gracias a la vida que estáis criando a diario. Desde unidades tan básicas como reproducción asistida, pasando por búsquedas de embarazos, adopciones, gestación subrogada,… hasta llegar el maravilloso y ansiado embarazo y posteriormente el NACIMIENTO de vuestro bebé.

Pero ahí no termina todo, el viaje de la maternidad comienza desde antes de ese nacimiento y NUNCA termina. Nuestros miedos son los mismos, nuestras inquietudes nos acompañan a todos, nuestros interrogantes no paran de aparecer,… ¡Dios! y más ahora. La situación que está viviendo el mundo nos hace tener muchos más miedos y preguntarnos que hemos hecho….. pero….. ¿sabéis una cosa?, hay momentos tan increíbles en este maravilloso planeta y situaciones tan únicas que quiero compartir este artículo con la canción de Conchita Mendivil, EL VIAJE.

Valoremos todo lo que nos aporta tener un hij@, ellos crecen gracias a nuestro apoyo y son reflejos nuestros. Hagamos que el mundo en el que van a vivir sea mejor y mostremos nuestro AMOR hacia los demás. Así es como deben crecer, PIENSA ANTES EN OTROS.